Metas claras, metas alcanzadas en 2017

Cuando se acerca el final de un año y vemos a la vuelta de la esquina el siguiente, comenzamos a añorar lo que nos propusimos al principio y no cumplimos, lo que dejamos de hacer, lo que pudimos haber alcanzado con un poco más de esfuerzo o tal vez lo que dejamos ir sin luchar.

También, ponemos nuestro mejor esfuerzo y actitud en programar y planear nuevas acciones para el siguiente año, retomamos actividades que dejamos inconclusas y en algunos casos nos replanteamos propósitos que tal vez llevan muchos años sin ser más que eso… propósitos.

El sólo hecho de pensar o verbalizar lo que quieres lograr en año nuevo no es garantía de que se realizará.  Para lograr lo que deseas y no llegar nuevamente a fin de año con la frustración de no haber conseguido lo que querías, debes plantearte muy bien tus objetivos y metas; pero primero debes saber dónde te encuentras ubicado en este momento y hacia dónde quieres llegar.

Las primeras preguntas que debes hacerte para clarificar tu presente y tu futuro cercano son:

Luego de responder estas preguntas, y para ello debes tomarte todo el tiempo que sea necesario, pues generalmente estos cuestionamientos entran en conflicto con nuestra autoimagen idealizada y nuestra zona de confort, es muy importante que definas con claridad las metas que quieres lograr.

Pero el plantear metas es más que definir lo que se quiere a futuro, las metas y los objetivos dependen de nuestras habilidades, actitudes, aptitudes y el precio que estemos dispuestos a pagar por ellas.

Recuerda que: “Donde tengas tu atención, ahí tienes tu intensión”

 

PLANTEAMIENTO DE METAS

Para plantear tus metas para el 2017 debes tener en cuenta lo siguiente:

Que tus metas sean específicas: debes lograr que tus metas sean lo más específicas y explícitas posible, no es lo mismo plantearse una meta como “voy a bajar de peso” que una meta como “voy a bajar 2 kilogramos de peso cada mes”.

Que tus metas sean medibles: para poder garantizar que algo se está cumpliendo debe poderse medir, si tus metas no tienen una manera de ser medidas no están planteadas adecuadamente, y esto depende mucho de lo específicas que sean.

Que tus metas sean acordadas: no puedes entrar en conflicto con tu propio interior o con otras personas, si una de tus metas es cambiar de ciudad, pero tu compañero o tus hijos no están dispuestos a compartir esa meta, o las circunstancias no son favorables para hacerlo no es una meta bien planteada.

Que sean realistas: lo más importante de una meta es que sea realista, es decir que la piensen y la plantees con los pies bien puestos en la tierra. Una meta poco realista es tener una cadena de restaurantes cinco estrellas, a nivel internacional, en el primer semestre del próximo año. Por el contrario puedes plantearte una meta más realista como inaugurar un restaurante de comida italiana en el primer trimestre del próximo año.

Que sean delimitadas: las metas deben estar delimitadas en el tiempo y en el espacio, puedes plantearte una meta a nivel local, regional, nacional o internacional, todo depende del tiempo que destines para cada una de ellas y de los recursos que tengas disponibles, delimitar las metas depende mucho de lo realistas que sean.

Una vez tengas planteadas tus metas de acuerdo con los elementos que acabo de darte debes seleccionar máximo 5 y escribirlas en tarjetas o en una hoja de papel. Entre más metas tengas por cumplir más difícil se te hará enfocarte y llevarlas a cabo, la cantidad genera confusión y en algunos casos esta confusión es generada por conflictos que se presentan entre el planteamiento mismo de las metas.

 

Además es muy importante que las metas que te planteas estén pensadas en una misma línea; si te planteas metas totalmente opuestas será más complejo para ti encontrar un punto de encuentro para cumplirlas todas y podrías sentir confusión a la hora de lograr un gran objetivo general, por ejemplo; si te planteas metas como:

  1. Escribir un infoproducto sobre manejo de redes sociales
  2. Crear un canal de proyectos DIY de costura
  3. Abrir una tienda on-line de productos naturales
  4. Estudiar literatura inglesa
  5. Abrir un restaurante de comida thai

Aunque posiblemente todas estas sean cosas que te gustarían lograr en un futuro, no son complementarias al 100% unas de otras, pertenecen a proyectos separados y debes tratarlos como tal. Para llevar a cabo algunos de ellos es posible que debas formarte en el tema y eso significa inversión de tiempo por tu parte.

Para plantearte metas que cumplan con las características antes mencionadas debes enfocarte en un proyecto que terminará siendo tu objetivo general. Por ejemplo, puedes enfocarte en un INFOPRODUCTO SOBRE MANEJO DE REDES SOCIALES, teniendo claro este proyecto podrías plantearte metas como:

  1. Tomar cursos sobre optimización de redes sociales y volverte experto en el tema
  2. Realizar un bosquejo de lo que quieres transmitir y cómo quieres enfocar tu infoproducto
  3. Escribir el inforproducto
  4. Crear tu propio espacio virtual (blog, foro, grupos y páginas en redes sociales…) donde publiques información relacionada con la temática que tratas en tu infoproducto
  5. Vender tu infoproducto

Luego de que tengas escritas tus metas, realiza una evaluación de las mismas para que te des cuenta de que tan importantes son para ti y para tu proyecto de vida:

· ¿Por qué quiero lograr esta meta?
· ¿Qué haría después de lograrla?
· ¿Tiene relación con lo que realmente quiero ser?
· ¿Es parte importante de lo que quiero ser?
· ¿Está en conflicto con otras metas?
· ¿Qué pasaría si no logro esta meta?

Estas preguntas te ayudarán a afirmar el planteamiento de las metas que has elegido para el próximo año, o por el contrario te llevarán a replantear algunas de ellas o todas.

Estrategias y acciones

El solo hecho de plantear y escribir tus metas y leerlas constantemente no va a hacer que logres todo lo que te propusiste este fin de año, lo más importante es planear estrategias y ejecutar acciones que te lleven a cumplir lo propuesto.

Las estrategias son métodos mediante los cuales pretendemos ejecutar una acción o garantizar la consecución de un objetivo, es la forma en que ejecutaremos y llevaremos a cabo los pasos necesario para lograr el cometido. La acción por su parte son los pasos inmediatos que se ejecutan uno a uno para llegar al final. Frente a la base de una montaña, la estrategia para subirla es el paso que utilizaremos, o la manera como iremos escalándola, la acción es cada uno de los pasos que damos hasta llegar a la cima.

Cuando las metas han sido planteadas, escritas y evaluadas es el momento de diseñar las estrategias para cumplirlas y estas estrategias nos ayudarán a generar las acciones necesarias para llegar al final de ellas.

Implementación

Una vez diseñaste tus estrategias y tienes muy claros los pasos a seguir para lograr tus metas llegó el momento de la implementación y es aquí donde comienza el magnífico viaje que nos llevará a un final de año lleno de satisfacciones y deseos cumplidos.

Para que la implementación sea exitosa ten en cuenta lo siguiente:

· Enfócate en quien eres realmente
· Enfócate en lo que realmente quieres
· No trates de abarcar demasiadas cosas o metas a la vez
· Administra muy bien tu mente
· Revisa constantemente tus estrategias

Construir metas es muy sencillo, pero debes tener en cuenta varios aspectos importantes tanto en el planteamiento de ellas como en el planteamiento de las actividades que realizarás para lograrlas.

Yo puedo ayudarte en el planteamientos de tus objetivos, estrategias y actividades para lograr tus metas y alcanzar por fin lo que durante tantos años has ido postergando o dejando a mitad del camino. Te invito a que visites mi sitio web www.loreelorza.es y te enteres de todas las opciones que tengo para ti.

Este es tu año! no dejes pasar más tiempo, como dijo Charles Chaplin: “El mundo pertenece a quien se atreve”

Lore Elorza, Asistente Virtual Profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*